• A pesar de que reportes mucha utilidad, la falta de controles internos y malas prácticas pueden poner tu liquidez y solvencia, y en general tu salud financier en aprietos

    Por qué una empresa con ganancias puede tener problemas de liquidez y solvencia

    Ruth Porat, la actual CFO de Alphabet —de la cual Google es subsidiaria— mencionó alguna vez que la liquidez es oxígeno para cualquier sistema financiero.

    Es lógico que esta premisa se aplique muy bien cuando piensas en las finanzas de tu empresa, pues al ser uno de sus indicadores clave, se convierte en una de las brújulas para conocer qué tanta solvencia tienes y la eficiencia de las ganancias que has generado.

    Considerando que la liquidez mide la capacidad de un activo de convertirse en efectivo, pareciera que una empresa con buena liquidez es aquella que tiene mucha utilidad.

    Sin embargo, unas finanzas saludables van más allá de vender mucho.

    “Aunque en el papel tengas una ‘muy buena’ utilidad, existe la posibilidad de que no estés teniendo ganancias reales y que esta no se vea reflejada precisamente como efectivo que puedas disponer”, explicó a Drip Capital Isidro Padilla Pérez, cofundador de A-count.

    En otras palabras, una empresa que reporta muchas ganancias puede ser insolvente e, incluso, caer en bancarrota por razones relacionadas a malas prácticas financieras.

    Muchas ganancias, pero con problemas de liquidez y solvencia

    ¿Cómo es que una empresa llega a esa situación. Según el experto, las razones pueden ser varias:

    • Finanzas demasiado a tus clientes
    • Costos de financiamiento sobre deuda
    • Descuidos en la la rotación de cuentas por cobrar
    • Plazos de crédito con clientes mayores a los plazos con tus proveedores
    • Costos elevados en la operación por factores propios de tu productos o agentes externos

    Todas ellas se resumen a que las organizaciones que caen en este tipo de situaciones no lograron asegurar tener la liquidez necesaria para cumplir con todos tus compromisos.

    “Puedes tener un ingreso de 20 millones de pesos, el cual suena bien. Pero si analizas detenidamente, tus clientes te deben 40 millones todavía y tú debes 50 por financiamiento que has adquirido o por los costos mismo de tu operación”, detalló el experto al explicar que esta situación se traduce en que los pasivos rebasan la utilidad, mientras que aún hay mucho dinero detenido en cuentas por cobrar.

    Cómo resolverlo

    Para Isidro Padillo, la clave está en tener una mejor comprensión sobre cómo funcionan las finanzas de tu empresa y sus necesidades.

    En ese sentido, por ejemplo, si eres una empresa manufacturera o que maneja almacenes grandes es importante cuidar los inventarios para saber qué productos pueden tener estancados o que puedan representar salida de dinero.

    “Si no lograste vender algo en tu inventario y no tienes un control puntual sobre lo que tienes, esos productos son una pérdida que no se ha hecho visible mientras que no se haya dado de baja en el inventario”, dijo.

    En el caso de empresas exportadoras e importadoras, otro ángulo a considerar es el cumplimiento en materia aduanera.

    “Si tu mercancía no está bien clasificada o no está bien llenado el pedimento se puede detener en aduana y va a significar grandes costos de almacenaje. Corres el riesgo de perder esa mercancía o tener que pagar un precio por almacenamiento mucho más caro que el de tu mercancía”, explicó al agregar que los descuidos logísticos, comerciales y operativos pueden incurrir en multas o recargos que, al convertirse en algo constante pueden estar afectando en gran medida tu solvencia.

    Finalmente el mayor consejo para las empresas que desean tener una mejor salud financiera es estar conciente que conforme empieces a crecer, tus controles internos deben volverse más robustos para soportar tu operación.

    “La realidad es que los ojos no alcanzan a ver toda la operación. Por ello, debes aprender a conciliar, delegar y administrar de manera estratégica”, concluyó el experto añadiendo que también se puede recurrir a alternativas que mejoren tus niveles de liquidez y den acceso a capital de trabajo al liberar tus cuentas por cobrar, con el fin de lograr un mejor equilibrio entre tu utilidad y los costos de tu operación.

    También puedes leer:

    Alexandra Ortiz
    Alexandra Ortiz
    Analista de contenido en Drip Capital
    4 min leer