• Comercio y Exportacion
    Transporte marítimo: qué FCL y  LCL y lo que debes saber al mover tu mercancía en contenedores

    FCL y LCL en transporte marítimo

    En transporte marítimo, el uso de contenedores es un estándar, pues son un instrumento conveniente para llevar tus mercancías a destinos internacionales. Suelen estar hechos de acero, aluminio, fibra de polímero u otros materiales de alta resistencia.

    Por especificaciones de la Organización Internacional de Normalización (International Organisation for Standardisation o ISO por sus siglas en inglés), sus dimensiones deben ser de 8, 10, 20, 30, o 40 pies. Otras de sus características son:

    • Diseño en túnel con puertas en ambos extremos.
    • Los contenedores con apertura lateral deben tener una sola puerta que cubra toda la cara del contenedor.
    • Los contenedores refrigerados son exclusivos para cargamento perecedero o congelados.
    • Los contenedores flat rack no tienen techo ni paneles laterales, son utilizados especialmente para mercancía de grandes dimensiones.
    • Los contenedores de tanque son para mercancías líquida.
    • Los contenedores Half-height son ideales para mercancía pesada.
    • Los racks colapsables se usan para transportar coches.

    Qué es FCL y LCL

    ¿Qué es FCL en logística? El significado de la sigla en inglés es Full Container Load (FCL), es decir, contenedor completo.

    Por su parte, la definición de LCL es Less than Container Load (LCL) y se refiere a grupajes marítimos.

    ¿Cuándo se usa el FCL Y LCL?

    Con esto en mente, se entiende que el contenedor FCL es para un consignatario único, es decir, un solo remitente o exportador.

    En ese sentido, el FCL resulta un modo más seguro y simple en términos de logística.

    El término de LCL es útil cuando el exportador no necesita todo el contenedor para enviar su mercancía ya que no demanda tanto espacio.

    Es común que algunos transportistas recurran a este método para consolidar un envío de varios remitentes, lo que da la ventaja de ser más económicos, aunque es posible que no sean conveniente para envíos sensibles en el factor del tiempo.

    Cómo saber qué tipo de transporte conviene

    • Considera el tiempo de tránsito. En los términos de LCL el envío se realiza una vez que el transportista consigue suficientes compañías para llenar el contenedor. Al tener diferentes embarques, es posible que existan diferentes puertos destino y, por ende, tendrán un itinerario diferente y más largo que el de un solo contenedor (FCL).

    • Volumen. Aunque para envíos de productos pequeños LCL parece la opción económica y adecuada, evalúa también el volumen de tu mercancía como un factor importante, ya sea por la cantidad de piezas o porque la mercancía sea grande en sí misma.

    • Espacio requerido. El cálculo en metros cúbicos está basado en el volumen de tu envío. Considera que después de cierto límite el cargo es con base en el peso y no solo la dimensión, especialmente en el modo LCL. Regularmente en FCL se refiere únicamente al llenado de un contenedor.

    • Balance de costos. Si tu envío no es muy grande la opción natural es LCL. Sin embargo, cuando es importante hacer un balance de costos en términos de conveniencia y rapidez logística, especialmente conforme los volúmenes de mercancía crezcan.

    Diferencia entre LCL y FCL

    Diferencia entre FCL y LCL - Transporte marítimo

    También puedes leer:

    Alexandra Ortiz
    Alexandra Ortiz
    Content and PR at Drip Capital
    3 min leer