Únete al Newsletter de Drip

Recibe cada semana una selección de contenido sobre temas relevantes de comercio internacional, financiamiento e información importante para el crecimiento de tu negocio.

Comercio y Exportacion

Costos fijos y variables y su relación con el umbral de rentabilidad

23/10/2021 5 Min Leer

Compártelo:

Reconocer los costos fijos y variables de tu empresa es importante para evaluar y garantizar la rentabilidad de tu empresa. También te ayudará a entender cuánto capital de trabajo necesitas para operar de la manera más eficiente.

En general, estos dos conceptos están relacionados con aspectos cruciales de las finanzas de tu empresa. Saber cuánto gastas para poder mantener tu producción, así como las funciones básicas para el funcionamiento de tu negocio y el saldo de los empleados te dará como resultado el capital que tienes para otras actividades como invertir o liquidar tus deudas.

A grandes rasgos,existen dos tipos de costos: los fijos y variables. En esta entrada te explicamos la definición de cada uno y la relación que tienen con la rentabilidad y ganancias de tu compañía.

¿Qué son los costos fijos?

Los costos fijos son todos los gastos que son constantes, es decir, que no cambian durante un periodo determinado, sin importar el volumen de producción.

En algunas ocasiones, los costos fijos se consideran así en su monto global, pero unitariamente pueden ser considerados como costos variables. Un ejemplo muy claro puede ser el del almacenamiento de la mercancía: la renta de una bodega siempre será la misma, pero el costo por almacenar una sola pieza variará dependiendo de la producción mensual.

Algunas características de los costos fijos son:

  • Es un costo que se puede anticipar y controlar.
  • Están relacionados con la capacidad de producción de la empresa, aunque ante cualquier alteración, su precio no cambiará.
  • Son constantes, en su mayoría, durante un largo periodo.
  • Son variables por unidad y fijos en su totalidad.

Costos fijos: ejemplos

Algunos ejemplos de costos fijos son:

  • Alquileres de inmuebles o máquinas.
  • Gastos para la administración de la empresa.
  • Impuestos.
  • Nómina.
  • Servicios como la luz, agua, internet, etcétera.

Tipos de costos fijos

Existen dos tipos de costos fijos:

  • Discrecionales. Se refieren a los costos fijos que pueden disminuir o crecer sin que esto afecte a la producción de la empresa. Un ejemplo es los gastos de publicidad.

  • Comprometidos. Estos costos no pueden tener alguna modificación, ya que si eso pasara, la producción se vería afectada. Un ejemplo puede ser los salarios de los trabajadores.

¿Qué son los costos variables?

Contrario a los costos fijos, los costos variables son aquellos que tienden a cambiar de acuerdo con el volumen de producción.

En otras palabras, son los costos que varían según la cantidad de mercancía que se produzca. Si la manufactura de productos o la realización de servicios es mayor, los costos variables también lo harán.

Algunas características de los costos variables son:

  • Pueden ser controlados a corto plazo.
  • Son costos que dependen del volumen de producción de una empresa.
  • Son proporcionales a la actividad.

Costos variables: ejemplos

Los ejemplos más comunes de los costos variables son:

  • Materias primas.
  • Comisiones a vendedores.
  • Gastos de envío.
  • Gastos de empaque.

Tipos de costos variables

  • Proporcional. Estos costos están estrictamente relacionados con el nivel de producción.

  • Progresivo. Costos que varían proporcionalmente a lo producido. Por ejemplo, la mano de obra en las empresas que pagan a sus trabajadores por hora. Mientras más horas trabajan, ganarán más.

  • Regresivo. Son todos los costos que son inversos al nivel de producción. Mientras más producción, menos costo. Un ejemplo es el de la compra de materia prima por mayoreo.

Umbral de rentabilidad

También conocido como punto muerto o punto de equilibrio, el umbral de rentabilidad es el número de unidades de un producto que una empresa tiene que vender para que el beneficio, en ese momento, sea igual a 0. Es decir, que no haya pérdidas ni ganancias.

En otras palabras, es el momento en que los costos de producción y las ganancias se encuentran y ninguno es mayor que el otro.

Calcular el umbral de rentabilidad es importante para saber un aproximado de tiempo en el que la compañía comenzará a ser rentable.

¿Cómo calcular el umbral de rentabilidad?

La fórmula para calcular el umbral de rentabilidad de un producto o servicio es:

Umbral de rentabilidad

Umbral de rentabilidad= Costo fijo total / Margen de contribución.

Para calcular el margen de contribución tenemos que restarle, al precio de venta, el costo variable:

Margen de contribución= Precio de venta - Costo variable.

También puedes leer:

César Martínez Dueñas

Content Writer Jr. at Drip Capital

Únete al Newsletter de Drip

Recibe cada semana una selección de contenido sobre temas relevantes de comercio internacional, financiamiento e información importante para el crecimiento de tu negocio.

Utilizamos cookies para brindarte la mejor experiencia posible en nuestro sitio web. Al continuar navegando, das consentimiento al uso de cookies en concordancia con y para los propósitos establecidos en nuestra Política de privacidad y reconoces que has leído, entendido y dado consentimiento a todos los términos y condiciones establecidos