• Indicadores financieros para saber si las finanzas de tu empresa están sanas

    Siete indicadores clave desempeño que no debes perder de vista para tener un buen diagnóstico de tu situación financiera

    “No todo lo que importa se puede medir y no todo lo que puede medirse importa”, asegura Michael J. Mauboussin, autor de La ecuación del éxito.

    Detrás de esta frase hay una gran lección para los negocios cuando analizan sus propios estados financieros: cada número tiene una historia y los indicadores correctos te darán una idea más certera sobre tus finanzas.

    Más que limitarse a amasar ganancias y evitar las deudas a toda costa, una empresa con finanzas sanas se caracteriza por ser sostenible y cuidar el balance de sus recursos.

    En esa línea, también pueden tener problemas de salud financiera compañías con poca deuda —debido a que no tienen capacidad de crecer— o que vayan en crecimiento, ya que las ganancias no necesariamente implican tener la liquidez necesaria para operar.

    Mientras que los números al pie de tu estado de resultados y hoja de balance te dan el panorama general, hay algunos indicadores básicos a los que debes prestar atención para definir si realmente caminas en la dirección correcta y evitar competer pecados financieros que comprometan tu competitividad y crecimiento.

    Ganancias

    Para entender mejor la utilidad de tu empresa, indicadores como el margen bruto y neto son uno de los puntos de partida. Ambos índices miden las ganancias que genera tu negocio a través de las ventas, con la diferencia de que el margen bruto solo descuenta el costo de producción, mientras que el margen neto es el resultado de restar los demás gastos, desde lo administrativo, impuestos depreciación, etcétera.

    Ver ambos indicadores por separado te ayuda a conocer tus áreas de oportunidad para incrementar utilidades, pues permiten entender y controlar mejor tus costos, al tiempo que logras ser más sostenible y adaptarte ante cualquier situación.

    Indicadores finacieros

    Crecimiento

    Específicamente en ventas, margen bruto y margen neto.

    Margen bruto

    El beneficio directo que obtiene por la venta de un servicio o bien, restando el costo de producción.

    margen bruto

    Margen neto

    El beneficio directo que se obtiene por la venta de un servicio o bien, una vez que descuentas: costos de producción, gastos operativos, gastos de ventas, gastos de administración, ingresos o gastos financieros, depreciación y amortización, intereses e impuestos.

    margen neto

    Liquidez

    Para cualquier compañía, planear a largo tiempo implica primero resolver los retos del presente: costear tus operaciones y proveedores, pagar nómina y otras obligaciones de corto plazo. La capacidad de disponer de efectivo es lo que se entiende como liquidez y es clave para la salud de tus finanzas, ya que, nuevamente, es un indicador de qué tan ágilmente puedes solventar tus gastos inmediatos.

    Uno de los principales reportes contables que pintan un cuadro detallado de tu liquidez es el estado de flujos de efectivo, en el cual podrás analizar el dinero disponible y las áreas donde ha sido utilizado, lo que, a su vez, te permite conocer las necesidades inmediatas más comunes de tu empresa. Adicional a este reporte financiero, hay varias métricas importantes para medir la liquidez de tu empresa.

    Indicadores

    Índice de solvencia

    También llamado capital de trabajo, mide tu liquidez y se calcula al dividir tus activos corrientes —todos los que pueden hacerse líquido, es decir, convertirse en efectivo en menos de doce meses— y pasivos corrientes —deudas a menos de un año—.

    indice de solvencia

    Días de ventas pendientes de cobro (DSO o Days sales outstanding)

    Es la medida del número de días que toman para recolectar el pago después de que se realizó una venta.

    dso Días de ventas pendientes de cobro

    Ciclo de conversión de efectivo (CCE)

    Es el tiempo que transcurre desde que adquieres una materia prima hasta que puedes cobrar por el producto o servicio que vendes. Ten en cuenta que si el ciclo es largo, para tu empresa será vital valerse de alternativas que te ayuden a cumplir tus obligaciones, un ejemplo son los esquemas de financiamiento como el factoraje.

    Ciclo de conversión de efectivo

    Para calcular debes restar al periodo promedio de conversión de inventario (PCI) el periodo en el que se difieren las cuentas por pagar (PCP), y después sumar el periodo de cobro de las cuentas por cobrar (PCC).

    Es decir que para una empresa que suele pagar a sus proveedores en máximo 30 días (PCP) tiene suficiente inventario para cubrir ventas por 50 días (PCI) y sus clientes tardan en promedio 40 días en pagar las facturas (PCC), su ciclo de conversión de efectivo es de 60 días (CCE).

    Deuda y tu solvencia

    Aunque deber dinero podría sonar como un circunstancia incómoda, en realidad, la deuda es una herramienta poderosa para tu empresa, pues, es una manera de potenciar tu propio crecimiento sin poner tu propio dinero en riesgo. Asimismo, una buena estrategia alrededor de tus deudas mejora tu liquidez e, incluso, reduce la carga fiscal (ya que son deducibles de impuestos).

    Para saber si tu deuda aporta salud a tu empresa, asegúrate de contar con la solvencia necesaria, es decir, que puedas generar los fondos suficientes para cumplir, sin comprometer tu estabilidad.

    Indicadores de la proporción de tu deuda con el capital se vuelven críticos, ya que determinan la cantidad de dinero que tu empresa puede solicitar en préstamos a largo plazo —para no valerte únicamente de lo que aportan inversionistas—, una prioridad cuando tu objetivo es crecer de manera estable.

    Indicadores

    Ratio (razón) de deuda sobre capital

    Este indicador habla sobre la dependencia de tu empresa a los fondos en deuda, así como de la habilidad para hacer frente a esas obligaciones. En otras palabras, qué tanto te apalancas de otras fuentes de capital y qué tan bien preparado estás para cumplir.

    Ratio de deuda sobre capital

    Estar al tanto de esta razón sirve para evaluar si estás siendo muy agresivo con el financiamiento y qué tanto riesgos asumes (en caso de que el ratio sea muy elevado), al tiempo que defines qué tanto campo tienes para seguir adquiriendo deuda.

    | También puedes leer:

    Alexandra Ortiz
    Alexandra Ortiz
    Analista de contenido en Drip Capital
    6 min leer