• Prensa
    ¿Cómo es que las fintech ofrecen más y mejor crédito a las empresas que la banca tradicional?

    ¿Cómo es que las fintech ofrecen más y mejor crédito a las empresas que la banca tradicional?

    El crédito es uno de los mayores pendientes de la banca con las empresas, especialmente con las PyMEs. Pero mientras que las condiciones de acceso siguen siendo poco favorables entre los bancos, el sector fintech está creando disrupción al permitir que empresas desatendidas puedan financiarse con procesos más simples y montos más atractivos.

    ¿Cómo es que instituciones de gran tamaño con mucha tradición no ofrecen lo mismo que empresas relativamente jóvenes?

    En términos simples, la respuesta está en un uso más eficiente de tecnología financiera y aprovechamiento de ciencia de datos”, explica Edmundo Montaño, director general de Drip Capital, fintech especializada en financiamiento internacional.

    “El boom de la tecnología financiera no solo se apoya en apps que simplifican el uso y la experiencia de los usuarios. En realidad, está especialmente basado en aprovechar herramientas estadísticas, métricas clave y una serie de fuentes de datos que las fintech han logrado convertir en oportunidades para empresas, sobre todo PyMEs”, acotó el experto.

    El acceso a crédito bancario y sus limitantes

    El acceso a crédito bancario y sus limitantes

    En México, además de la situación económica general y las tasas de interés, las principales limitantes al crédito, según el más reciente reporte de Banxico, están relacionados con factores de su proceso de aprobación: las ventas y rentabilidad de la empresa, los montos exigidos como colateral, además de la disposición de los bancos a otorgar crédito.

    Este reporte indica que la mayoría del financiamiento a empresas en México se genera por parte de los proveedores, esquema que representa el 77.1% del financiamiento a empresas en el país, de acuerdo con la institución.

    Mientras que el financiamiento por la vía del crédito tradicional representa el 27.1% de las formas de adquirir capital.

    Por otro lado, si bien 43.9% de las empresas cuenta actualmente con algún tipo de financiamiento, no ven viable o sencillo acceder a un nuevo crédito, aunque cerca de la mitad (49.8%) cree que la situación actual de acceso y costo del mercado de crédito bancario constituyen una limitante, en mayor o menor grado, para llevar a cabo sus operaciones corrientes.

    Tecnología: la diferencia en los procesos crediticios

     Tecnología: la diferencia en los procesos crediticios

    Para hacer una calificación y evaluación del riesgo, con base en dichos elementos y, por ende, decidir si ofrecen o no financiamiento, los bancos analizan primordialmente estados financieros de las empresas. Pero, según asegura Montaño, “esto no necesariamente es un retrato exacto de su capacidad de pago”.

    En contraste, las empresas fintech optan por una metodología que da un panorama más amplio con múltiples fuentes de datos que se traducen en una evaluación más precisa.

    “Por ejemplo, en Drip sumamos al análisis información del Sistema de Administración Tributaria (SAT), la cinta de aduanas, bases de datos del buró de crédito, transacciones, volúmenes de venta y una amplia gama de hábitos financieros que incluye un estudio del historial de facturación electrónica, además de una evaluación de compradores apoyada en aseguradoras de crédito comercial de renombre”, explicó.

    Según el directivo, esto les permite crear modelos predictivos y decisiones de negocios que mitigan el riesgo y aumentan las oportunidades de las empresas para ser aprobadas y no quedarse en los primeros filtros como sucedía en la banca tradicional.

    Un sistema en constante evolución

    Un sistema en constante evolución

    El valor añadido a este esquema de evaluación, agregó el directivo de Drip Capital, es que el algoritmo continúa mejorándose con base en la cartera de clientes.

    Así, esta fintech aprovecha la información generada a lo largo de sus 5 años de operación y 1,200 millones de dólares financiados entre 1,500 vendedores y compradores de más de 80 países para enriquecer su capacidad de hacer correlaciones y retroalimentar su algoritmo con el fin de calificar, aprobar y ofrecer mejores soluciones a sus clientes.

    “La gestión y estudio continuos de los datos que arrojan las transacciones de nuestros clientes de factoraje nos ayudan a crear un sistema capaz de predecir tendencias, automatizar procesos de evaluación de empresas con perfiles similares y tener un mejor entendimiento sobre sus necesidades”, concluyó al asegurar que estas prácticas fintech conducen a un ecosistema más inteligente enfocado en ofrecer oportunidades y eliminar restricciones al crédito, lo que permitirá liberar el potencial de las PyMEs.

    Drip Capital
    Drip Capital
    Fundada en 2015, en Palo Alto, California, Drip capital es una empresa Fintech especializada en el financiamiento de PyMes exportadoras. Drip Capital utiliza una plataforma tecnológica para simplificar el proceso de aprobar y financiar clientes, reducir los costos de financiamiento y minimizar los riesgos para las empresas. Es parte de la asociación global de empresas financieras Factors Chain International, así como del Consejo Empresarial Mexicano de Comercio Exterior, COMCE.
    4 min leer