• Comercio y Exportacion
    Depósito fiscal | Definición y características de este régimen aduanero

    Depósito fiscal | Definición y características de este régimen aduanero

    Para regular y definir la mejor manera en que las actividades de. exportación e importación se llevan a cabo en México, las autoridades aduaneras contemplan una serie de regímenes aduaneros.

    Entre ellos, se encuentra el específico para los depósitos fiscales. Pero, ¿qué es un depósito fiscal exactamente? ¿Qué características tiene y que contempla su régimen de aduanas?

    Qué son los regímenes aduaneros de depósito fiscal

    De acuerdo con la Ley Aduanera, el régimen de depósito fiscal consiste en el almacenamiento de mercancías (de procedencia extranjera o nacional) en almacenes generales de depósito que puedan prestar este servicio en aprobación por las autoridades aduaneras y en los términos de la Ley General de Organizaciones y Actividades Auxiliares del Crédito.

    Bajo este régimen, las empresas pueden posponer la elección del régimen de importación específico y les permite mantener almacenadas sus mercancías todo el tiempo que así lo consideren, en tanto subsista el contrato de almacenaje y se pague por el servicio.

    Las mercancías se pueden extraer total o parcialmente para su importación con la condición de haber pagado los impuestos, contribuciones y cuotas compensatorias, actualizados al periodo que va desde su entrada al país hasta su retiro del almacén.

    Incluso pueden regresar al extranjero mediante tránsito interno.

    Asimismo, las mercancías en este régimen pueden servir para exposición y venta de mercancías extranjeras y nacionales en puertos aéreos internacionales, fronterizos y marítimos de altura, de conservación, exhibición, colocación de signos de identificación comercial, empaquetado, examen, demostración y toma de muestras siempre que no se altere o modifique su naturaleza o las bases gravables para fines aduaneros.

    En este caso, no se sujetarán al pago de impuesto al comercio exterior, siempre que las ventas se hagan a pasajeros que salgan del país directamente al extranjero y la entrega de dichas mercancías se realice en los puntos de salida del territorio nacional, debiendo llevarlas consigo al extranjero.

    ¿Qué es un depósito fiscal?

    ¿Qué es un depósito fiscal?

    De acuerdo con el Servicio de Administración Tributaria (SAT), un depósito fiscal es un almacén general de depósito en el que se lleva a cabo el almacenamiento de mercancías.

    Estos almacenes deberán cumplir con con los siguientes requisitos:

    • Tener dentro del almacén instalaciones para mantener aisladas las mercancías destinadas al régimen de depósito fiscal.

    • Contar con equipo de cómputo y de transmisión de datos que permita su enlace con el SAT y llevar un registro permanente y simultáneo de las operaciones de mercancías. De lo contrario, puede suspenderse temporalmente la autorización y, en caso de reincidencia, se cancelará.

    Asimismo, los particulares pueden perder esta autorización debido a:

    • El retiro de mercancías sin cumplir con las formalidades para su retorno al extranjero o sin que se hayan pagado las contribuciones o cuotas compensatorias.

    • Cuando se almacene mercancía que no deba ser objeto de dicho régimen

    • Cuando por cualquier motivo se incumpla con los requisitos mencionados.

    Para conocer las diferencias con los recintos fiscales y recintos fiscalizados puedes consultar esta entrada de nuestro blog.

    Características de régimen de aduanas de depósito fiscal

    • El régimen de depósito fiscal se efectúa una vez determinados los impuestos al comercio exterior o cuotas compensatorias.

    • A partir de la fecha en que las mercancías nacionales queden en depósito fiscal para su exportación, se entenderán exportadas definitivamente.

    • Las mercancías podrán permanecer en el mismo por un plazo de 24 meses.

    • Las mercancías solo podrán retirarse del lugar de almacenamiento para:

      • Importarse definitivamente, si son de procedencia extranjera.
      • Exportarse definitivamente, si son de procedencia nacional.
      • Retornar al extranjero o reincorporarse al mercado naciona
      • Importarse temporalmente por maquiladoras o por empresas con programas de exportación autorizados por la Secretaría de Economía.
    • Se debe cumplir en la aduana de despacho con las regulaciones y restricciones no arancelarias aplicables, además de acompañar el pedimento con la carta de cupo, que incluya datos del importador, exportador, agente aduanal o agencia aduanal. A parti de esta expedición, las mercancías se consideran bajo la custodia, conservación y responsabilidad del almacén general de depósito.

    También puedes leer:

    Alexandra Ortiz
    Alexandra Ortiz
    Content and PR at Drip Capital
    4 min leer