• Comercio y Exportacion
    Capex y Opex: entendiendo las necesidades y gastos de tu empresa

    Capex y Opex: entendiendo las necesidades y gastos de tu empresa

    Toda empresa necesita gastos: tanto para operar, como para crecer. Pero la naturaleza de dichos gastos es diferente y, conocerlos a profundidad, abre un panorama para tener finanzas sanas y funcionar de una forma más eficiente.

    Estos son los dosa principales tipos de gastos de cualquier empresa, cómo calcular y las opciones para financiarlos.

    ¿Qué es capex?

    Capex es un acrónimo formado con la frase Capital Expenditures, es decir, gastos de capital. Se refiere a todos aquellos fondos de una compañía que se destinan a propiedades, plantas, edificios, equipo o tecnología, etcétera que representan una inversión.

    Un gasto de capital puede ser tanto adquirir una pieza de maquinaria nueva o invertir en un nuevo sistema de software, hasta reparar o comprar nueva equipo. Todos estos están enfocados en invertir hacia el crecimiento de la compañía.

    Fórmula de capex

    De acuerdo con Investopedia, la fórmula consiste en:

    CapEx= ΔPP&E+Current Depreciation

    Es decir que el Capex es igual a los cambios en activos fijos (PP&E o propiedad, planta y equipo) más las amortizaciones actuales.

    ¿Por qué es importante conocer tu Capex?

    Los gastos de capital son importantes en toda empresa debido a que son una manera en la que invierten en nuevas tecnología, activos, propiedades, equipo o herramientas que les ayuden a continuar con su crecimiento.

    En ese sentido, reflejan qué tan dispuesta está una empresa a apostar por una estrategia para crecer. Son un tipo de gatos que puede capitalizarse, por lo que más que solo verse como “un gasto” se entienden como una inversión (de hecho, así es como se registra en la hoja de balance).

    Fuentes de financiamiento para tus gastos de capital

    Entre las principales opciones para financiar Capex están:

    • Efectivo propio
    • Créditos bancarios
    • Arrendamiento

    Para aprender más sobre las maneras de financiar tu empresa y cuál te conviene más de acuerdo con tus necesidades, te recomendamos leer más en esta entrada de nuestro blog.

    ¿Qué es Opex?

    El acrónimo significa Operating Expenses, es decir, gastos operativos. Esto se refiere a todos aquellos desembolsos del día a día que se requieren para que la empresa funcione: nómina, renta, materia prima, energía, costos de inventario seguros, etcétera.

    Muchas empresas buscan mejorar su competitividad al reducir sus gastos de operación, con el fin de mejorar sus ganancias. Sin embargo, esto depende mucho de la naturaleza de la industria y del producto que comercialicen.

    Fórmula de Opex

    En términos generales, es la suma de todos aquellos gastos involucrados en la operación. De acuerdo con EDUCBA, hay dos fórmulas que pueden aplicarse.

    Opex= Salarios + comisiones de venta + costos promocionales y. De publicidad, gastos de renta + utilidades

    Opex= Ingresos - ingreso operativo - COGS (Cost of Goods Sold o el costo de los bienes vendidos)

    ¿Por qué es importante conocer tu Opex?

    Tener una visión clara de todo los gastos involucrados en tu operación es vital para analizar la mejor manera de hacer eficiente tu operación. De esta forma, también tienes idea más certera del capital de trabajo que necesitas para operar.

    Para conocer más a detalle sobre el capital de trabajo, te recomendamos leer esta entrada de nuestro blog.

    Fuentes de financiamiento para tus gastos operativos

    Algunas de las alternativas para costear tus operaciones:

    • Efectivo propio
    • Crédito revolvente
    • Factoraje (una de las opciones más convenientes)

    Para aprender más sobre las maneras de financiar tu empresa y cuál te conviene más de acuerdo con tus necesidades, te recomendamos leer más en esta entrada de nuestro blog.

    Capex vs. Opex: ¿cuál es la diferencia?

    En contraste con Capex, los gastos de Opex suelen ser de corto plazo, pues están enfocado en la operación continua del negocio. A su vez, pueden ser deducibles en el mismo año.

    Por su parte, los gastos de Capex se enfocan a inversiones de mayor plazo, al menos por más de un año.

    También puedes leer:

    Alexandra Ortiz
    Alexandra Ortiz
    Analista de contenido en Drip Capital
    4 min leer