Únete al Newsletter de Drip

Recibe cada semana una selección de contenido sobre temas relevantes de comercio internacional, financiamiento e información importante para el crecimiento de tu negocio.

Comercio y Exportacion

Finanzas para PyMES: 3 consejos financieros para salir de deudas

27/10/2021 5 Min Leer

Compártelo:

Existen indicadores financieros de tu negocio para conocer el estado de tu deuda con relación a los activos con los que cuentas. Estos indicadores son importantes para saber qué decisiones debes tomar para que tu empresa no caiga en la insolvencia y, mucho menos, en bancarrota.

Como hemos comentado anteriormente, la deuda no es mala siempre y cuando exista un plan financiero adecuado que no afecte el capital de trabajo necesario para operar con normalidad. Incluso, buscar financiamiento es un hábito saludable que puede ayudarte a crecer más rápido.

Sin embargo, sin un plan financiero adecuado puedes ver amenazada tu estabilidad financiera. Para evitar que esto suceda, a continuación te presentamos 3 consejos básicos que te pueden ayudar a salir de la deuda.

Analiza tu liquidez

La liquidez es la posibilidad que tiene una empresa para disponer de efectivo de manera rápida que le permita solventar sus gastos inmediatos. Existen indicadores financieros que te pueden ayudar a calcular la disponibilidad con la que cuentas.

Este indicador está estrechamente relacionado con la solvencia de una empresa. Su importancia radica en la capacidad que tienes no solo para poder operar de manera eficiente sin afectar tu producción, sino que también te permite crear planes de crecimiento sin riesgos.

Para poder resolver tus deudas, conocer tu liquidez es el primer paso para analizar el efectivo que dispones para poder liquidar intereses, créditos, préstamos y cuentas por pagar.

De esta manera, también podrás saber de qué manera puedes eficientar o reducir tus costos de operación sin afectar el funcionamiento de la empresa.

| Conoce más sobre indicadores financieros de liquidez en esta entrada de nuestro blog

Conoce tus OpEx

OpEx

OpEx es el acrónimo de Operating Expenses o gastos operativos. Es un término que se refiere a todos los gastos que una empresa realiza para llevar a cabo sus funciones principales.

Algunos de los gastos operativos más comunes son:

  • Rentas de inmuebles
  • Nómina
  • Adquisición de materia prima
  • Licencias
  • Gastos para publicidad
  • Gastos de servicios como el teléfono o la luz
  • Pago de seguros
  • Pagos de impuestos

| Lee más sobre OpEx aquí

Como mencionamos, este término va de la mano con la liquidez, ya que con este último, se pueden solventar estos gastos necesarios.

Aunque siempre es recomendable destinar una parte de liquidez al pago de deudas, puede pasar que existan gastos operativos que puedan ser reducidos para poder contar con mayor efectivo.

Es por ello que analizar todos estos costos es importante para poder destinar los porcentajes al pago de cada una de estas actividades, incluyendo las deudas.

| Conoce más sobre los tipos de costos que tiene tu negocio y cómo saber is eres rentable en esta entrada

Busca financiamiento para tus cuentas por cobrar

Las cuentas por cobrar son de los activos que más rápido pueden convertirse en liquidez, solo después del efectivo. Esto es algo bueno si se cuenta con una buena rotación que te ayude a recibir el efectivo en el tiempo acordado. Sin embargo, este tiempo puede ser crucial cuando se vive una crisis de deuda.

Aunque buscar financiamiento en medio de esta situación puede parecer algo complicado o riesgoso, existen esquemas de financiamiento que no implican más deuda y pueden otorgar un gran alivio.

El factoraje financiero es una gran opción de financiamiento no solo por la rapidez de los procesos, sobre todo si los comparamos con los créditos tradicionales, sino que no genera deuda ni requiere de colateral.

El proceso es simple: una institución de factoraje (también llamada factor) adquiere tus cuentas por cobrar, adelantando un porcentaje del valor neto. Luego de que tu comprador liquida el 100% al factor, este te deposita el resto menos una comisión.

Otras de las ventajas del factoraje es que las tasas de interés suelen ser más bajas que las tradicionales y, en la mayoría de los casos, recibes el dinero el mismo día en que otorgas tu factura.

| Lee más sobre el factoraje y descubre cómo puedes aplicar a una línea de hasta 2.5 millones de dólares aquí

También puedes leer:

César Martínez Dueñas

Content Writer Jr. at Drip Capital

Únete al Newsletter de Drip

Recibe cada semana una selección de contenido sobre temas relevantes de comercio internacional, financiamiento e información importante para el crecimiento de tu negocio.

Utilizamos cookies para brindarte la mejor experiencia posible en nuestro sitio web. Al continuar navegando, das consentimiento al uso de cookies en concordancia con y para los propósitos establecidos en nuestra Política de privacidad y reconoces que has leído, entendido y dado consentimiento a todos los términos y condiciones establecidos