• Comercio y Exportacion
    Factoraje con recurso

    Qué es el factoraje con recurso

    El factoraje financiero se ha convertido en una gran herramienta para las empresas que buscan incrementar su flujo de efectivo a través de financiamiento sin deuda.

    Pero primero tienes que tener en cuenta los tipos de factoraje que mejor se adapten a las necesidades de tu empresa. Uno de ellos es el factoraje con recurso del cual te hablaremos en esta entrada.

    ¿Qué es el factoraje financiero?

    El factoraje financiero es un método de financiamiento que le permite tener a tu empresa mayor liquidez sin asumir grandes riesgos, ya que no requiere de colateral y no genera deuda.

    Consiste en la adquisición de cuentas por cobrar por parte de una empresa de factoraje (también llamada factor).

    El proceso es simple, tú otorgas facturas pendientes que en promedio tardarían hasta 90 días en ser liquidadas y el factor te adelanta hasta el 80% de estas (de acuerdo a una evaluación de crédito). Luego de que tu cliente pague la cantidad total al factor, este completa tu pago menos una comisión previamente acordada.

    De esta manera puedes tener un mayor flujo de efectivo e incrementar tu capital de trabajo.

    | Puedes leer más sobre el factoraje financiero en esta entrada de nuestro blog

    En términos generales existen cuatro tipos de factoraje financiero: con notificación, sin notificación, con recurso y sin recurso.

    ¿En qué consiste el factoraje con recurso?

    Factoraje con recurso

    Es un tipo de factoraje en el que la empresa financiera (factor) se encarga únicamente de gestionar el cobro al deudor y de adelantar el anticipo del pago.

    En este caso, si el deudor no realiza el pago acordado, la empresa que vende las mercancías asume la responsabilidad.

    Diferencia con el factoraje sin recurso

    Factoraje con recurso y factoraje sin recurso

    Ventajas del factoraje con recurso

    Algunas de las ventajas del factoraje con recurso son:

    • Tiende a ser menos costoso.

    • El proceso de aprobación para líneas de financiamiento es menos exigente.

    Este tipo de factoraje puede ser conveniente cuando conoces el historial crediticio de tus clientes y sabes que no tienen problemas de insolvencia.

    En otras palabras, el factoraje con recurso solamente es recomendable cuando sabes que tu cliente no tiene ningún problema con pagar la cantidad acordada.

    Para ello, las empresas de factoraje puede apoyarte a realizar una calificación de tu cliente, lo que te ayudará a reducir el riesgo.

    También puedes leer:

    César Martínez Dueñas
    César Martínez Dueñas
    Content Writer
    3 min leer