• Implicaciones fiscales y contables de usar factoraje

    Implicaciones fiscales y contables de usar factoraje

    El factoraje, también conocido como descuento de facturas o financiamiento de cuentas por cobrar es una de las alternativas más seguras y efectivas para las empresas, ya sean dedicadas a la exportación o ventas nacionales, ya que se trata de un esquema que inyecta capital de trabajo al convertir tus facturas en efectivo.

    Debido a que se trata de un esquema de financiamiento que no requiere colateral en garantía ni representa deuda, suele ser una medida mucho más flexible y económica que los créditos bancarios tradicionales, al tiempo que te permite ofrecer esquemas de pago atractivos y cómodos para tus compradores.

    De hecho, este esquema de financiamiento ha sido recomendado e incluido en planes de apoyo a PyMES por organismos como el Consejo Coordinador Empresarial (CCE), el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) Invest y el Consejo Mexicano de Negocios (CMN).

    Pero, ¿qué implicaciones fiscales y contables tiene que un factor —la empresa que te ofrece el factoraje— se encargue de recolectar el pago de tus compradores?

    Preguntamos al experto Isidro Padilla Pérez, cofundador de A-count, los detalles fiscales y contables que pueden estar relacionado al usar al factoraje. Estos es lo que debes tener presente.

    Implicaciones fiscales del factoraje

    “En realidad, el factoraje no tiene mayores implicaciones fiscales para tu negocio”, aseveró Isidro Padilla y agregó que la principal diferencia en cuanto a documentos de corte fiscal o de facturación será la emisión de los complementos de pago de acuerdo con el anexo 20 de facturación electrónica.

    En operaciones donde se utiliza el factoraje el vendedor es quien toma el rol de acreedor y debe expedir un complemento de pago al recibir el pago anticipado que la empresa financiera (factor) le otorga.

    El factor también expide un complemento de pago al recibir el pago de la cuenta por cobrar por parte del comprador (el deudor) y relacionarlo con el CFDI (el Comprobante Fiscal Digital por Internet o factura electrónica) original de la operación que fue emitido originalmente por el vendedor. El Servicio de Administración Tributaria (SAT) explica el flujo de esta operación con el siguiente diagrama:

    El Servicio de Administración Tributaria (SAT) explica el flujo de una operación de factoraje

    Cómo se refleja el factoraje en tu contabilidad

    “El capital de trabajo que adquieres al solicitar el factoraje entra directamente como efectivo. Esto quiere decir que no representa deuda, pues no es un crédito, sino un adelanto de tus cuentas por cobrar”, explicó Padilla al mencionar que es una manera de inyectar liquidez y tener un mejor flujo de efectivo.

    Esto quiere decir que en tu hoja de balance se refleja en tus activos. Para tener un mayor control y visibilidad los montos que corresponden a factoraje es agregar un rubro en esta sección de tu hoja denominada “clientes de factoraje financiero”, de esta manera sabrás exactamente cuáles facturas se mandan a factoraje.

    Alexandra Ortiz
    Alexandra Ortiz
    Analista de contenido en Drip Capital
    3 min leer