• Comercio y Exportacion
    Qué es la CIEC o contraseña del SAT y por qué la piden a la hora de solicitar financiamiento.

    CIEC: Qué es la contraseña del SAT, cómo funciona y por qué es una valiosa herramienta para solicitar financiamiento

    Digitalización del SAT y la CIEC

    La digitalización de los trámites tributarios y burocráticos ha abierto todo un nuevo capítulo sobre cómo los contribuyentes cumplimos con nuestras obligaciones, pero, también, para las oportunidades de crecimiento de las empresas.

    Cada vez las empresas tienen mayor control sobre las opciones digitales con las que cuentan y las posibilidades que les ofrecen —de hecho, de acuerdo con información de este año del Servicio de Administración Tributaria (SAT), se tramitan alrededor de 10 mil solicitudes diarias para generar o renovar la contraseña—.

    Una de estas herramientas básicas es la contraseña del SAT o Clave de Identificación Electrónica Confidencial (CIEC).

    Aunque su nombre es algo intuitivo y pareciera que solo es una forma de acceder a la plataforma del Servicio de Administración Tributaria, es más que solo eso: es una llave que, entre otras cosas, también libera las posibilidades de acceso a capital para tu negocio.

    ¿Qué es la CIEC?

    Originalmente conocida como Clave de Identificación Electrónica Confidencial (CIEC) —y ahora simplemente como Contraseña del SAT, desde 2016—, es un mecanismo de acceso para servicios electrónicos de la autoridad fiscal.

    Consiste en el número de RFC de tu empresa y una contraseña que tú mismo determines.

    Su función es ayudarte a ingresar a la plataforma y acceder a los servicios del SAT en su portal de Internet, como:

    • Declaraciones y pagos, así como tu situación financiera.
    • Revisión, aclaración y corrección de datos.
    • Consulta de comprobantes emitidos y recibidos, así como de transacciones.
    • Solicitudes para generar certificados de sello digital para comprobantes fiscales.

    Cómo obtener la CIEC

    Cómo obtener la CIEC.

    Cualquier empresa que desee dar de alta su CIEC o contraseña debe estar inscrita en el RFC y contar con una cuenta de correo electrónico activa.

    Una vez reunidos dichos requisitos, deberás ingresar al portal de internet del SAT y elegir la contraseña con base en los requerimientos indicados.

    Cabe mencionar que si previo a 2016 ya contabas con la CIEC, no es necesario realizar ningún cambio: automáticamente la CIEC pasó a ser tu contraseña.

    Diferencia entre la FIEL y la CIEC

    Diferencia entre FIEL y CIEC.

    Otra clave digitalizada relevante para las empresas de cara al SAT es la firma electrónica avanzada (FIEL). Es muy importante destacar que si bien ambos fungen como herramientas para operaciones y trámites tributarios, tienen fines y niveles de confidencialidad distintos.

    También llamada e.firma, la FIEL es un dato vital para la seguridad de tus transacciones electrónicas y asegurar tu identidad como firmante.

    En ese sentido, la FIEL tiene los mismos efectos jurídicos que una firma física por lo que siempre debe ser confidencial.

    Algunos de los trámites en los que la FIEL es utilizada están los dictámenes fiscales, emisión de comprobantes fiscales digitales, así como de documentos oficiales.

    A diferencia de la CIEC que es una sola contraseña, la FIEL está compuesta de dos archivos:

    • un certificado que funciona como una tarjeta de identidad.
    • una llave privada que está protegida por una contraseña y asegura que solo tú puedes usar la FIEL para firmar.

    En resumen, mientras que la CIEC ayuda a acceder a tu portal y datos con fines informativos, la FIEL es una herramienta para generar firmas electrónicas necesarias para trámites de gobierno y hasta para cerrar un contrato privado.

    Razones por las que te solicitarán la CIEC

    Las empresas de financiamiento pueden pedirte tu CIEC en el proceso de aplicación.

    Ya que su nombre indica “contraseña”, es común que existan inquietudes cuando alguna institución bancaria o financiera te solicite tu CIEC o contraseña del SAT para algún trámite.

    Sin embargo, recuerda que esta es solo una forma de acceso y que no implica ningún riesgo para tu negocio compartir este dato a instituciones de financiamiento —mientras estén reguladas y tengas certeza de que son instituciones de confianzas y serias—, ya que no solicitan este dato para realizar trámites que te comprometan, si no con fines informativos.

    Instituciones bancarias y financieras solicitan tu CIEC o contraseña del SAT para:

    • Obtener información y emitir una calificación crediticia.
    • Ofrecer opciones de financiamiento a la medida de tu negocio.
    • Acceder a detalles de tus facturas y desempeño crediticio.
    • Simplificar el proceso para calcular tasas de interés.

    Otras preguntas frecuentes (FAQ)

    FAQ, preguntas sobre la CIEC

    Si comparto mi CIEC, ¿la institución puede hacer alguna transferencia o transacción en mi nombre?

    No, al compartir tu CIEC la institución financiera o bancaria no puede generar movimientos ni concretar algún contrato privado o público.

    El motivo por el cual te solicitan la CIEC es con fines informativos para tener un mejor entendimiento de tu estado financiero y fiscal, así como para el proceso de aprobación de crédito.

    ¿No es suficiente con mis estados financieros?

    Mientras que tus estados financieros son una fotografía fija en el tiempo de tu desempeño, la CIEC libera una imagen mucho más detallada de tu empresa, lo que juega a tu favor al brindar mayor certeza y herramientas para que los bancos o empresas de financiamiento te den opciones a más y mejores oportunidades de inyección de capital.

    ¿Cómo sé que a la institución que me solicita mi CIEC es de confianza?

    En primera instancia, debes asegurarte de que es una empresa seria e informarte a través de su equipo sobre su actividad en el país y a nivel internacional.

    Este tipo de empresas cuantan con sistemas de seguridad y procesos seguros, además de que al solicitarte cualquier tipo de información lo harán en un marco formal y transparente para garantizar que tu información está protegida.

    Por ejemplo, en Drip Capital contamos con un acuerdo de confidencialidad, con el fin de proteger cualquier dato o información compartida para el proceso de solicitud del financiamiento.

    Alexandra Ortiz
    Alexandra Ortiz
    Analista de contenido en Drip Capital
    5 min leer