• ¿Estás listo para el T-MEC? Lo que debes saber sobre el nuevo acuerdo comercial de América del Norte

    Las reglamentaciones del T-MEC y lo detalles que debes saber para el nuevo acuerdo comercial de Estados Unidos, Canáda y México

    Falta menos de un mes para que entre en vigor el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), la versión actualizada del Tratado de Libre comercio de América del Norte (TLCAN) y uno de los principales acuerdos internacionales firmados por México.

    A partir del 1 de julio, este nuevo acuerdo comercial será la guía para el comercio en la región y, mientras que las expectativas son numerosas, los retos también.

    Después de una primera mitad del año compleja por las tensiones comerciales y la pandemia del COVID-19, se espera que el T-MEC sea “una palanca para reactivar la actividad económica”, según comentó Graciela Márquez Colín, secretaria de Economía en reunión con la Junta de Coordinación Política (Jucopo).

    En primer instancia, este nuevo marco impulsará la relocalización de empresas de manufactura de Asia a México para aprovechar la entrada al mercado de América del Norte, además de que brindará certidumbre gracias a la sólida relación comercial con Estados Unidos y Canadá, los dos mercados de exportación más importantes para nuestro país.

    De esta forma, las empresas podrán tener mayor tranquilidad para invertir en ellas mismas, mejorar sus productos, aumentar salarios y contar con personal más capacitado.

    Los pendientes

    Menos del 30% de los productores en la industria automotriz cumplen con las reglas de origen del T-MEC. En otras palabras, 7 de cada 10 no están listos.

    Por un lado, es vital que los productores, participantes en las cadenas productivas y exportadores se enfoquen en invertir en construir productos de mayor valor agregado con mayores márgenes de utilidad y mejorar procesos industriales y operaciones.

    A su vez, deberán integrar las reglamentaciones específicas para sus industrias. Por ejemplo, los términos del origen de la composición de vehículos y condiciones laborales, los cuales serán puntos críticos para esta nueva etapa del comercio entre Estados Unidos, Canadá y México.

    En ese rubro, el progreso en los últimos meses ha sido lento: de acuerdo con Eduardo Solís, miembro del consejo directivo de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), menos del 30% de los productores en la industria automotriz cumplen con las reglas de origen del T-MEC. En otras palabras, 7 de cada 10 no están listos.

    ¿Entonces qué sucederá con las empresas que no cumplan o que para el 1 de julio no hayan terminado de alistar sus procesos?

    Para este tipos de casos, el acuerdo contempla otras alternativas:

    • El pago de un “arancel de nación más favorecida”. Representa 2.5% por cada uno de los vehículos que exportan.

    • Solicitud de un régimen de transición alternativo. El cual deber ser aprobado por la autoridad del país destino y, nuevamente, es una medida temporal (cinco años después de la entrada en vigor del Tratado).

    Adicionalmente, aún están por definirse otras reformas vinculadas, que, de acuerdo con el Consejo Coordinador Empresarial (CCE), deberían incluir a la nueva Ley de Propiedad Industrial, la Ley Federal de Derechos de Autor, la Ley de Impuestos Generales de Importación y Exportación, así como la Ley Aduanera, entre otras.

    Durante la tercera semana de junio, la Comisión Permanente del Congreso de la Unión convocará un periodo de sesiones extraordinarias en el Senado para aprobar dichas reformas legales requeridas.

    Principales implicaciones del T-MEC para las empresas

    La certificación de origen será vital, sobre todo, para las industrias automotriz, textil y electrónica

    De acuerdo con la firma PwC, existen cuatro principales puntos que deben tomar en cuenta las empresas mexicanas:

    • Fiscal y comercio exterior. La certificación de origen será vital, sobre todo, para las industrias automotriz, textil y electrónica, las cuales tendrán reglas estrictas que deberán cumplir bajo documentación puntual.
    • Cadenas de suministro. Las nuevas reglamentaciones implican que muchas empresas tendrán que reorganizar sus vínculos con proveedores, evaluar la ubicación de su producción actual e ,incluso, ajustar sus productos y procesos para que cumplan con la normatividad en cuanto a personal y estándares estratégicos, tecnológicos y organizacionales.
    • Legal. El nuevo acuerdo agrega disposiciones legales para el comercio digital, las cuales contemplan productos digitales, transacciones electrónicas, autenticación y ciberseguridad. Asimismo, la firma asegura que se requerirá evaluar el impacto de las acciones en materia de libertad de asociación y negociación colectiva.
    • Anticorrupción. En el nuevo marco de comercio, se refuerzan los estándares y expectativas de los Programas de Cumplimiento adoptados actualmente por las empresas, con el fin de que exista piso parejo, cumplimiento regulatorio y las mismas condiciones de competitividad.

    Recursos para que tu empresa se prepare

    Existen diversos recursos en línea para que tu empresa ajuste sus procesos y operaciones de cara a las reglamentaciones del T-MEC

    • Textos finales de las Reglamentaciones del T-MEC. De acuerdo con la subsecretaria de Comercio Exterior de la Secretaría de Economía, Luz María de la Mora, 70% de las regulaciones del T-MEC son iguales a las del Tratado de Libre Comercio de América del Norte y el restante 30% tiene que ver con procedimientos de origen, automotriz, textiles y algunas otras mercancías no automotrices.

    Cabe mencionar que estas versiones publicados son con fines informativos y están sujetas a una revisión legal y verificación entre las partes del T-MEC. La versión definitiva se publica el 1 de julio.

    Alexandra Ortiz
    Alexandra Ortiz
    Analista de contenido en Drip Capital
    5 min leer