• Industria
    Industria automotriz en 2020: el balance del año para  uno de principales los sectores de la economía

    Industria automotriz en 2020: el balance del año para uno de principales los sectores de la economía

    Coches, entre los principales productos que exporta México

    México es un país con una larga tradición e historia de comercio y exportación. Hoy, uno de los grandes fuertes del comercio exterior de México está en la industria automotriz.

    De acuerdo con datos del Observatorio de Complejidad Económica, el principal producto de exportación de México son los Autos (11.5% del total), seguido por partes para vehículos (6.83%), vehículos de carga (5.66%) y tractores (2.27%).

    Con esto en mente, es notable que la industria automotriz tiene un lugar importante en la economía de México.

    Durante 2020, además de la pandemia, hubo otros sucesos importantes que marcaron fuertemente a la industria. Ahora, de cara a 2021, estos son algunos de los temas importantes que sucedieron durante el año y que este sector deberá seguir descifrando durante el año que empieza.

    Los temas importantes para la industria automotriz durante 2020

    Un nuevo marco con el T-MEC

    Después de 25 años de que la relación comercial de los tres países de América del Norte estuviera marcada por el TLCAN, el pasado 1 de julio de 2020 entre en vigor el T-MEC.

    La versión renovada del tratado comercial trajo consigo oportunidades y retos para los grandes empresas, así como para las PyMEs.

    En específico para el sector automotriz los nuevos lineamientos se volvieron relevantes por el origen de la composición de vehículos: ahora se solicita el 75% de la composición del vehículo sea de origen norteamericano, al pasar de 62.5%.

    Otro aspecto crucial es la homologación de los salarios de los trabajadores de la industria manufacturera. Para saber más sobre otros temas primordiales del T-MEC, especialmente para PyMEs, te recomendamos leer más en esta entrada de nuestro blog.

    Paro de actividades y afectaciones a cadenas de suministro por la pandemia

    Desde la primavera de 2020 la industria automotriz comenzó a notar claramente los efectos de la pandemia de COVID-19 que ya auguraban un desafío grande: la falta de piezas en plantas por el paro en Asia antecedió a los cierres mismos en otros países occidentales.

    En mayo, la producción automotriz en México reportó su peor caída histórica al llegar a 93.7%. Tras otros meses complicados, en noviembre el INEGI finalmente reportó aumentos en la venta, producción y exportación de vehículos ligeros: el crecimiento en la producción y exportación con 8.79% y 8.23%, respectivamente, comparadas con 2019.

    Sin embargo, el riesgo de una tercera ola de COVID-19 y la entrada nuevamente a semáforo rojo en varios estados a nivel nacional frenan las esperanzas de recuperación.

    La industria automotriz tiene una red amplia de empresas que colaboran en conjunto. Muestra de ello es que, según estima Mckinsey, una empresa de manufactura automotriz tiene en promedio 250 proveedores tier 1, pero a lo largo de toda la cadena de valor suman cerca de 18 mil empresas.

    La pandemia puso en evidencia la importancia de crear redes cadenas más flexibles y de mitigar los riesgos implícitos en el paro de su operación, así como de afectaciones financieras a cualquier nivel de la cadena.

    En ese sentido, la industria requerirá de medidas que ayuden a eficientar sus cadenas de suministro que ayuden a hacerlas más resilientes y ágiles. Un frente para ello es el financiamiento.

    Nuevas regulaciones: el SAT y el Outsourcing

    El Servicio de Administración Tributaria (SAT) ha puesto en marcha nuevas políticas fiscales, reforzado sus estrategias e implementado medidas más estrictas para garantizar la recaudación fiscal. Esto incluye pagos de impuestos atrasados y auditorías.

    Ante ello, el cumplimiento de obligaciones en tiempo y forma cobra mayor prioridad, sobre todo en un año en que muchas plantas han tenido retos financieros.

    Respecto al outsourcing, durante el mes de noviembre y diciembre comenzaron a discutirse las nuevas regulaciones a este modelo. Por el momento, se ha aplazado su discusión a febrero del 2021.

    En entrevista con el Expansión, José Zozaya, presidente ejecutivo de la AMIA, explicó sobre este punto que si bien el sector automotriz recurre al outsourcing, la industria automotriz se ha caracterizado “por actuar bajo la legalidad y no usamos el tema de outsourcing para no pagar el reparto de utilidades sino para no tener bajo la [nómina de la] empresa a un determinado número de empleados que no son core y que pueden afectar la competitividad en números, por ejemplo, el personal de limpieza”.

    La recomendación del experto está en regular mala prácticas de evasión fiscal y permitir a la industria seguir recurriendo a este figura que les ayuda a incorporar especialistas a sus negocios.

    También puedes leer:

    Alexandra Ortiz
    Alexandra Ortiz
    Analista de contenido en Drip Capital
    5 min leer