• Los principales "pecados financieros” de las Pymes mexicanas

    Photo by Lukas Blazek on Unsplash

    Cuando personalidades como Jeff Bezos, CEO de Amazon y el hombre más rico del mundo según Forbes, dicen que sus mejores decisiones se basan más en la instinto que en el análisis, muchos empresarios y emprendedores encuentran una justificación para llevar las riendas de su negocio con base en la intuición.

    Sin embargo, la realidad alcanza a cualquier empresa. La falta de planeación es una de las principales causas por las que 2 de cada 3 empresas fracasan antes de los cinco años, según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

    Además de subestimar la importancia de un plan de negocios, estos otros pecados financieros entre las Pymes mexicanas limitan su crecimiento y afectan la salud de sus finanzas.

    Creer en fórmulas intocables

    Según académicos de la Universidad de las Américas Puebla (UDLAP), 83% de las empresas en México son familiares. Esto quiere decir que muchas tienen una larga tradición y “recetas de negocios” que pasan de generación en generación.

    Aunque los años respaldan a muchas empresas, la agilidad y la adaptabilidad pesan más en una economía cambiante.

    No medir

    Más allá de los balances de resultados, hay diversos indicadores que ofrecen una perspectiva amplia del verdadero estado de una empresa y si va por el camino correcto.

    Entre los números importantes para toda empresa están el margen bruto y neto de las ventas; el Índice de solvencia, para conocer la liquidez con la que cuenta la compañía; y la deuda sobre capital, un referente de qué tan bien preparado estás para cumplir.

    No reinvertir

    Es posible pecar de prudente. No reinvertir las ganancias obtenidas limitará tus posibilidades de crecer, pues en un mundo que es cada vez más globalizado, ya no solo compites con “el vecino”, sino con empresas y hasta startups de todo el mundo.

    Miedo a la deuda o al financiamiento

    Más que un “mal necesario” la deuda puede ser, de hecho, positiva para cualquier empresa: te ayuda a invertir en áreas clave, acelerar tu crecimiento e, incluso, ahorrar en impuestos.

    Sin embargo, la falta de acceso a financiamiento es una realidad para las Pymes mexicanas: 58% de las solicitudes de crédito las Pymes son rechazadas por los bancos, según una encuesta de la Cámara Internacional de Comercio (ICC).

    Esto ha provocado que muchos empresarios lo consideren complicado o un peligro para su capital.

    Lo que debes evitar es adquirir deuda de manera desinformada o impulsiva.

    Desde Drip Capital hemos buscado revertir esta percepción, al simplificar el financiamiento y reducir el riesgo para las Pymes que venden sus productos en otros países.

    Transacciones comerciales como el factoraje de exportación dan la flexibilidad de vender a crédito, pero obtener un pago de contado sin necesidad de usar colaterales como garantías de pago.

    Alexandra Ortiz
    Alexandra Ortiz
    Analista de contenido en Drip Capital
    3 min leer